marzo 23, 2007

EN BUSCA DEL SONIDO PERDIDO
The Light Divides, Winterpills



Observo la portada del nuevo disco de Winterpills: inmediatamente pienso en cualquier imagen desquiciadamente hermosa engendrada por Michel Gondry en su última aventura cinematográfica: donde un árbol puede ser la señal del futuro en una región imposible...

Las entrañas:
Winterpills sólo tienen dos discos; el último es una hermosa pieza de quince canciones que deslumbra por su sencillez y equilibrio en una guitarra cordialmente magnética por donde se cuela el escalofrío que muestra el camino a un hechizo delicado. Hermosas canciones con el filo de las tempestades más recias y que muestran la importancia de las obras de Elliot Smith, el inmenso Grace de Jeff Buckley o el eterno Van Morrison. Quince piezas que recorren los consabidos ecos de Galaxie 500, Low, Luna, Arab Strap, y demás, para sumarse a una constelación de toda la música que nos hace trizas de forma acogedora.

Luces
"Lay your Heartbreak" sufre del rasgeo inclemente de Dakota Suite para convertirse en un guiño hermoso al disco The Things We Lost in Fire de Low; la más hermosa de todas es "Hide me": hermosos coros que revelan que las tinieblas de la tristeza no son eternas y que la tortura puede ser un misterio revelador. Winterpills, en pocas palabras, es una banda que despliega cierto minimalismo, cierta melancolía que anida refulgentemente en los vientos desérticos, en el páramo que todos llevamos dentro.


Observo la portada del nuevo disco de Winterpills; termino de escuchar quince apuntes precisos para amordazar ciertas soledades, ciertas mentiras...

2 Comments:

Blogger Ernesto said...

Me gustó la reseña mucho. Sugiero agregar datos de disquera y año, nomás por la obsesión.

Abrazos.

6:22 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

la imagen de la portada es una polaroid de franck juery. si te gusta esta foto checa franckjuery.com MUY BUENA

1:06 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home