marzo 12, 2007

RESEÑA
Kings of Convenience @ Polyforum Siqueiros; 7 de marzo, 2007

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket
© Zu


La noche estaba llena de nostalgia después de una semana exhaustiva de rock a cargo del Whitest Boy Alive. En la inmensa fila rodeando el Polyforum la gente comentaba uno u otro concierto: el Bull, el Pasagüero, el MXBEAT de Puebla. Todos coincidían en que habían estado chingones.

Así que ahí estábamos, listos para entristecernos voluntariamente y decirle adiós al incansable Øye (quien un día antes había sufrido un ataque del Moctezuma's Revenge, en sus propias palabras). Para no perder la costumbre, Noiselab nos dejó parados en el frío un buen rato. A las 8 y media comenzó a tocar la banda abridora, Improbable People, la versión vieja y mexicana de los Kings of Convenience. Es macabro cuando puedes ver el futuro de alguien en sus papás, y éste era el caso. Ojalá los Kings no se vean así en quince años. Me imagino a los dos Improbables tocando Aute, Serrat y Silvio en sus departamentos de Villa Olímpica y aunque tienen afinado su arte, la verdad no tienen ondita.

Finalmente, a eso de las 9 y veinte salieron los Kings of Convenience, aplaudidos, ovacionados y chiflados en extremo. Esto se volvería el modus operandi del recinto por el resto de la noche, desgraciadamente. Después de disculparse por la cancelación del show el día anterior, Erlend y Eirik y se dedicaron a tocar tendidos lo mejor de su material. El Respetable disfrutó Singing Softly To Me; Winning a Battle, Losing the War; I Don't Know What I Can Save You From; Love is No Big Truth; Stay Out of Trouble; Know How; Gold in the Air of Summer y Cayman Islands entre otras. Los noruegos se lucieron tocando Homesick y Misread y cerraron con el número más movidón que tienen: I'd Rather Dance With You. Apoyados por dos amigos, un aleman y un italiano, tocaron cerca de hora y media y anunciaron que grabarían parte de su nuevo disco en casa de un amigo en Puerto Vallarta. ¡Qué elegancia la de Francia!

Todos los adjetivos para describir el concierto sobran: tranquilo, dulce, lindo. Una muestra de buena composición y apuesta por el silencio para lograr un momento de saudade.

A las 11 los Kings tenían que reponer el concierto cancelado del día anterior, y el público fue desalojado rápidamente. Me cuentan que el segundo show fue casi idéntico, pudiendo alargarse unas canciones más. Yo tuve con una sola dosis, atascarse de folk puede ser mortal.

El público fue feliz, paradójicamente. Tal vez demasiado: chiflidos y gritos fuera de lugar, los latinos nos confundimos cuando escuchamos algo que se asemeje al jazz y creemos que cada síncopa y silencio es oportunidad para gruñir y cacarear como en partido de futbol. Ni que hacerle, la emoción se nos desborda guturalmente.

Una noche linda, tranquila y dulce. Erlend Øye y compañía dejan en México un bello recuerdo (y ojalá una lección) de fineza, estilo y buen gusto. Farvel.

6 Comments:

Blogger Ernesto said...

Insisto. Parece que uno se va de México y entonces llevan a las bandas que a uno le fascinan. Good for you, there.

Thankx for the review, though!

2:19 a.m.  
Blogger Zu said...

suele pasar. Cierto, aquí no aprendemos a callarnos. Yo tuve que hacer uso de toda mi fuerza para no cantar todo el concierto, tuve que mover la boca al compás! jaja pero si hubo gente que de plano le valió y canto. La verdad, comparados con otros shows de Noiselab, en este la libraron. La entrada fue justo a la hora que dijeron (bueno, empezó la entrada) y pues pudo haber sido peor. Demasiado folk mortal? nooombre!!!! Y fue más o menos el mismo tracklist en el segundo, aunque en realidad fue una canción más corto, cantaron "Sorry or please" en lugar de "Gold in the Air" y se aventaron un cover bien bonito de Marley. Ah, también, muchos que insistieron en estar en el segundo "solo por estar" se la pasaron hablando.... En fin, que la verdad eso de la emoción latinoamericana no es tan buena algunas veces..

Pero que paso con las fotos?!!!!! de menos se hubieran conseguido unas de los últimos conciertos!jaja ... saludos!

12:40 p.m.  
Blogger Zu said...

por supuesto! ;-) tomen las que gusten...

9:16 p.m.  
Blogger Andrea said...

Ahhh lo más rocker fue cuando preguntaron con su vocecita "is there anybody here from Monte rey?" y se escucharon unos grillitos y después cuando preguntaron "Ummm is there anybody here form Mexico City?" y la banda medio gritó... Yo fui al de las once (casi 12) valío la pena completamente...

12:43 a.m.  
Blogger cerdiloba said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

4:19 a.m.  
Blogger Román said...

Sólo para aclararle a ZU, que nosotros, Improbable People, NUNCA eschuchamos a Serrat ni a los otros dos que menciona. Más bien parecería que Zu muere por ellos y la vida de Villa Oímpica, de la cual tampoco fuimos parte, parecería algo a lo que más bien Zu aspira. Por último, gracias a Dios que Kings nunca será nosotros.

7:22 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home