noviembre 10, 2006

EN BUSCA DEL SONIDO PERDIDO
Northern, de Taylor Deupree





La explosión de la calma puede ser una acuarela fulminante:


Taylor Deupree es una de las mentes más inquietas y destacadas en el panorama de la música estadounidense desde hace mucho tiempo (imposible olvidar a Prototype 909 y la fundación del sello Instinct, dador de inesperados horizontes de la musica electrónica y hasta es extraño regresar a su primer disco 12K, como lo he hecho en estas semanas, y darse cuenta de la evolución de su sonido). Después de la colaboracion bellísima con el ensamble japones Eisi el año pasado, Deupree ha dado otro signo de inteligencia sensible en su última obra.
El nuevo disco de Taylor Deupree es un manifiesto electrónico que roza el silencio con elaborada serenidad (casi de la misma manera que logró Harold Budd en su Pavilion of Dreams hace 25 años). Los seis tracks de este cd superan las fronteras del minimal techno para ofrecer un panorama inmenso de tonalidades ambient post Brian Eno que siguen siendo necesarias. Si el Avalon Sutra de Harold Budd fue uno de los acontecimientos musicales de año pasado, el 2006 tiene en Northern de Deupree (junto con The Grass is always Greener de Barbara Morgenstern) seis hermosas melodias postambient esenciales de una hermosa quietud extraña y sobrenatural: tonalidades que sacuden los matices del silencio. Un sonido nutrido de herencias contemporáneas (el quinto track, Haze it may be, se recoge serenamente en un hermoso loop/homenaje/ de Fresh Water de Colleen: un hermoso recuento de la posibilidades de la serenidad del cello. El track November le debe todo a la estela sonora de She's a Phantom de Harold Budd : seis melodías/seis maneras de sentir la inmovilidad de la noche.

1 Comments:

Blogger Ernesto said...

Qué bonita reseña. Gracias.

10:15 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home