marzo 11, 2007

PLACERES SENCILLOS
North American Scum, LCD Soundsystem






LCD Soundsystem
North American Scum
DFA/EMI, 2007


"I'm a nerd."

-James Murphy, in interview with Mixmag, March 2007


La semana pasada salió al mercado el primer sencillo del nuevo álbum de LCD Soundsystem, el proyecto de James Murphy que en 2004 irrumpió en el mainstream con su hitazo "Daft Punk is Playing in My House". Disponible en dos versiones diferentes, en 12 y 7 pulgadas, el sencillo en formato pequeño incluye la versión normal de "North American Scum" en el lado A y "Hippie Priest Bum-Out" (el doce pulgadas incluye dos remixes más del title track). Más bien lejos quedaron los días de "Losing My Edge", la que a mí parecer resumía de modo genial la estética murphiana, muy newjersey-newyork, muy treintañero nostálgico por el punk, muy esnob east side, adorablemente mamón y cool, pues. Este nuevo sencillo tiene, sin embargo, una combinación de elementos interesantes que lo harán imprescindible en este 2007. Como un reworking del "Rockafella Skank" de Fatboy Slim pero en versión krautrock, "North American Scum" es pegajosa a más no poder. Su casio beat es engañosamente seductor, su downtemposo breakbeat y sus letras autocríticas -se agradece que usen el prefijo "North", a diferencia de, digamos, los idiotas de Green Day- componen una bomba de track, bailable y chistosito. No es, para nada, lo mejor del nuevo disco, Sound of Silver (hay que escuchar la última pieza, una balada melancólica a todo piano, elegía dolorosa a Nueva York). Hay algo de Kraftwerk, de OMD, de New Order; LCD Soundsystem baila en el borroso dancefloor entre el mainstream popero y la exquisita eclectrónica europea. El lado B es una joyita instrumental -se agradece que desistan de las vocales, que siempre harán una canción reconocible y por lo tanto más vendible- oscura y minimal, más difícil sin ser compleja. Una especie de respiro lúgubre ambient-downtempo-electro-breakbeat tras la popez del lado A.

La mejor elección en términos comerciales para promocionar el nuevo disco, pero de ningún modo la mejor pieza del disco. Sin embargo, uno no puede sino envidiar la calidad creativa de James Murphy, ese nerdsazo gourmet de 36 años que decidió dejar la carrera en literatura inglesa en NYU para dedicarse a remezclar y poner discos con su cuatacho Tim Goldsworthy un buen día de 1999 en la ciudad de Nueva York.

---
LCD Soundsystem tocará el próximo miércoles y jueves en el Astoria en Londres. Los boletos están agotados desde diciembre del año pasado.


---
El video de "North American Scum" se puede ver aquí.

2 Comments:

Blogger R. said...

Ey Ernesto, gracias por pasar al blog de nuevo...
Me encanta esta reseña, por osada y valientota, “...Como un reworking del "Rockafella Skank" de Fatboy Slim pero en versión krautrock, "North American Scum" es pegajosa a más no poder...“ aunque la verdad no puedo estar más en desacuerdo, pero eso no importa... A mí más bien el sound of silver se me hace una calca con linea temblorosa del disco pasado (como con calidades más humanas y menos perfectas), trazada sobre el un albanene impuesto por la edad (chécate el blog de murphy en el guardian) de un wey que a sus 37 años se da cuenta que el lifestyle que se ha impuesto esta pesadito y que si quiere seguir con esta onda de los 30s como los nuevos 20s, tiene que bajarle tantito al volumen...
igual, esto de tus placeres sencillos está de poca madre, siempre he sentido fascinación por los lados b y los remixes...

11:28 a.m.  
Blogger Ernesto said...

Gracias, man. El desacuerdo es, de algún modo, una forma de estar de acuerdo: se agradece que lo que se dice haga pensar algo diferente a alguien más. El gig de LCD Soundsytem, la verdá, estuvo de flojera: Murphy no sabe cantar, se siente incómodo como frontman y nomás no le sale el jueguito del pop. Es la bronca con estos tiempos donde lo indie se vuelve mainstream (porque sí, antes "indie" era una palabra opuesta a "mainstream") y obligan a proyectos más bien menores (en el sentido de minoritarios y, hasta cierto punto, anti-mainstream) a jugarle el juego de la celebridá. Me dio tanta hueva el gig que ni reseña quise escribir.

Un abrazo.

5:48 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home