junio 09, 2008

RESEÑA
Festival Colmena @ Tepoztlán, Morelos
7 de junio 2008

o "Miles de emos se autoflagelan asistiendo a festival infernal"

Imágenes de Evelio



México sufre de 'festivalitis', como bien lo apunta Patricia Peñaloza en su columna de La Jornada.

Aparentemente, la 'festivalitis' puede provocar demencia, psicosis y aunque no está comprobado, hasta la muerte.

El Festival Colmena 2008 presumía de ser un festival sano, pero resultó siendo un foco de infección letal para los asistentes, sus organizadores, y el futuro de los festivales en el país.

HISTORIA DE UNA EPIDEMIA

12:00 hrs.

La gente en Ciudad Universitaria subía a los camiones. La mayoría se veían emocionados. No así los encargados de Live Tours, quienes se quejaban de hueva por tener que esperar a que se fueran todos en la noche. Algo no pintaba bien.

14:20 hrs.

Arribamos a Tepoztlán. Lo único que parecía ominoso era el clima y es que a la lluvia de Tepoztlán hay que tenerle respeto. Afuera del lugar, la banda aprovechaba para tomarse unas caguamas. En la cola podíamos escuchar los gritos lastimeros de Natalia Lafourcade, quien hacía el ridículo a control remoto.

15:00 hrs.

El 'recinto sagrado' resultó ser una pinche cancha de futbol enclavada entre cerros majestuosos. Bajamos por un camino de tierra sin iluminación y encharcado en partes. Sería un reto a la salida. Ya en la explanada nos encontramos con una producción pequeña. Agua, cerveza sin alcohol, puestos caseros de comida. Nos sentamos a relajarnos, pero la ‘festivalitis’ seguía su infección y ya habíamos perdido la conciencia de dónde estábamos y de quiénes estaban a cargo de nuestra seguridad. Cerca de esa hora escuchamos a Juanson, los Simplifires, Los Dorados y los Cojolites. Todos intradescendentes.

17:00 hrs.

La Chikita Violenta se presenta y resultan peores que de costumbre. Al final de su set, agradecen a un tal Pablo (Zacarías, organizador) por el festival. Muchos habríamos de recordar su nombre y a su mamá horas después. Por lo pronto, agradecimos que el set de los pedorros esos fuera tan corto.

18:00 hrs.

Andrew Bird aparece solo sobre el escenario. Armado con un violín y una guitarra, crea la música más hermosa, grabándose él mismo y sampleando lo recién tocado. Bromista y virtuoso, se ganó al público. Una verdadera revelación: ese hombre tiene en un dedo meñique más talento que todos los bananeros que se presentaron antes que él.

19:10 hrs.

La espera ha terminado, y Sigur Rós interpreta su primera canción. Por unos instantes, los 3 cerros se ven hermosos, iluminados por la música de los islandeses, pero Sigur se detiene. El baterista sufre de alguna aflicción misteriosa (¿festivalitis?) y debe dejar el escenario. 40 minutos después, regresar era ya una misión perdida. Sin un integrante, logran interpretar 3 canciones más, adornadas con una efectista lluvia de papel y plástico que sugería una nube de luciérnagas. ¿Alguien del festival ‘ecologista’ pensó en el daño de ese detallito? ¿En todos los animales alrededor que habrán muerto por comerse esos pedacitos de plástico brillante? La presentación de la banda fue como si el bebé de Ágætis Byrjun hubiera nacido muerto.




21:20 hrs.

Termina oficialmente el festival, Nos dirigimos al camino de salida, para encontrarnos atrapados. La columna de gente apenas se mueve. Recordamos la falta de luz y los charcos, caminando paso a paso en oscuridad total. No vemos a ningún organizador en todo el trayecto.

22:00 hrs.

En la carretera nos encontramos con el peor caos jamás visto. Mares de personas sin orden alguno preguntan por los camiones. Algunos ya van llenos, pero van en sentido contrario. Pobres de sus pasajeros, seguro no salieron de ahí hasta bien entrada la madrugada. Un organizador desquiciado intenta contestar a las preguntas de miles, sin lograrlo. La gente comienza a darse cuenta: estamos todos varados en quién-sabe-dónde. Comenzamos a bajar por la carretera en busca de un camión, de alguien con respuestas, lo que sea. Miles nos acompañan, es lo único que nos hace sentir seguros, pero el miedo es inminente. Dos horas después, encontramos un hotel y decidimos probar suerte con un cuarto. En la recepción nos dicen que es el lugar donde se quedan las bandas y los organizadores. De pronto aparece Sigur Rós en el lugar, con baterista y todo. Fue un golpe de suerte ridículo en medio de nuestro infierno. Seguido, entra uno de los organizadores. La dueña del hotel le pregunta: “¿Qué pasó, está todo bien?” Nosotros esperábamos una respuesta agitada, una preocupación por los miles que caminaban sin rumbo en la oscuridad. En cambio, la respuesta del idiota es: “Todo bien, ya conseguimos el alcohol, ahora sólo me preocupa que esté bien el sonido”. ¡¡Organizaban su after party!! Ese fua la gota que derramó el vaso. Minutos después, un taxi nos recogía y conseguimos un aventón al DF. Habíamos escapado, pero como pudimos constatar de bajada, miles aún buscaban desesperados una manera de regresar a sus casas. Estoy seguro que muchos no lo lograron.

3:00 hrs. del domingo

Maltrechos y frustrados, llegamos a nuestras casas. Con una promesa rota de organización espectacular. Con una desesperación en el corazón por saber que lo que pudo haber sido un concierto estupendo, fue un rotundo fracaso. Con adrenalina aún en la sangre y los músculos, a sabiendas de que cualquier cosa nos pudo haber ocurrido en ese tramo olvidado de carretera. Pensamos en la gente que no tuvo tanta suerte como nosotros, a la que sí le pasó algo, en una chica embarazada que vimos, otro con muletas… ¿Qué fue de ellos? ¿Estarán bien? ¿Habrá alcanzado la champaña en la fiesta privada de 2 Abejas?


DIAGNÓSTICO FINAL


El Festival Colmena 2008 murió la noche del 7 de junio a causa de estupidez organizativa.

Sus asistentes estuvieron a punto de morir debido a su confianza en una empresa improvisada de producción, con cero conocimientos de logística.

Sus empresarios se inflaron las carteras a costa de miles de enfermos que sólo querían ver a su banda favorita.

Otros cientos aún sufren de alucinaciones peligrosas, argumentando que todo lo que ocurrió anoche vale la pena por haber visto a Sigur Rós 40 míseros minutos. No hay nada que hacer por estos pobres, su muerte cerebral es irreversible.

Otros miles más necesitarán tomar medidas urgentes de curación, abriendo una demanda legal contra 2 Abejas por los siguientes cargos: incumplimiento de contrato, fraude y poner en riesgo a sus clientes y la vía pública.

Si este festival hubiera ocurrido en otro país, alguien ya estaría en la carcel y todos tendríamos el reembolso de nuestro boleto. Si todos los que fuimos tuviéramos conciencia cívica, sería nuestra obligación entablar esa demanda inmediatamente, para proteger a futuros asistentes a conciertos que merecen ser tratados con responsabilidad.

Pero me imagino que no pasará nada, nos dejaremos abusar como siempre. Porque estamos enfermos de festivalitis aguda. Porque 'estuvo chida la lluvia de papelitos'. Porque nos vale madre todo. Así nos educaron y así moriremos. Explotados y apendejados. Pero no pendejos como los 2 Abejas, que merecen no volver a organizar nada en sus vidas y pudrirse en una celda por imbéciles.


15 Comments:

Blogger Adrián said...

Que te encontraras en el mismo hotel que los integrantes de Sigur Ros es inconcebible y publiarlo es más que irresponsable.

¿Insinuas que fingieron todo el numerito del estado de salud de Orri para safarse y hacer su after, cuando bien pudieron tocar en forma y evitarse toda esa demora?

Tocar la hora y media planeada (dos, si quieres) les hubiera salido mejor pues, terminaron el concierto a las 10pm.

¿Por quien nos tomas?

12:27 p.m.  
Blogger tReMuLaNt said...

Pues me parece un tanto increible lo que comentas de tu encuentro en el hotel... pues dejemoslo en que solo es un testimonio sin pruebas.

En cuanto al concierto pues la verdad es que la organizacion fue buena, la logistica de la salida y transporte no fue la mejor y eso si se merece demanda.

Los pocos minutos que vi a sigur ros... ufff de alguna manera podre ser mediocre pero son intensos esos cuates...

simplemente espero que regresen.

en cuanto a las demas bandas la verdad me gustaron mucho Los dorados, Juan, Andrew Bird y Natalia a pesar de que no rifa tanto le respeto su presentación de aquel dia...

Abre tu mente y amplia tus gustos ... Abrete!!!!

me hubiera gustado que vivieras el Festival extremo para que veas lo que es fracaZZZo.

jajaja

1:25 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

haber cabron demanda,andale no sea puto

3:58 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

con tanto odio que te cargas, la neta no creeeeeeo que seas ni siquiera fan de sigur rós.

y entérate bien compa, orri SI fué llevado al hospital.

quieres fotos? hay fotos.

Ana

4:07 p.m.  
Anonymous Omar said...

muerte cerebral!? pero que...!
ya me quejé en profeco y no, no cambio los 40 y tantos minutos de haber viajado con Sigur... Saludos!

9:33 p.m.  
Anonymous Ernesto Priego said...

Sigh. Qué lástima que ante un acto de inteligencia y de crítica la gente reaccione así. No me sorprende tampoco que sean comentarios anónimos.

Desde Londres expreso mi solidaridad con la demanda.

Por promotores irresponsables como estos es que uno se encuentra tan contento lejos de la patria. Lo que dices del after party no me sorprende ni tantito. Es lo malo, en México hay lana para que un par de niños bien se traigan a su banda favorita a tocar. Lo hacen todo mal, ordeñan al público inocente, los corren temprano y después se van a sentirse primermundistas con ellos en privado.

How bloody typical.


¿Cuando va el fan mexicano a quererse más? ¿Cuándo vamos a decir ¡ya basta! a estos actos fraudulentos, que sólo alimentan el descontento y la polarización?

Nos dan espejitos y creemos que son diamantes.

4:27 a.m.  
Blogger Ernesto said...

Chilango sobre lo de Tepoz.

5:47 a.m.  
Blogger Suppa' man! said...

ohhh vaya! que interesante historia, jejejeje la verdad es bastante entretenida, segun la rueda de prensa, una de las hipotesis por la que caminaron en la oscuridad es porque a algun idiota se le ocurrio tropezarse con el cable de energia lo que corto la luz del camino que estaba marcado como la forma de evacuar del "Recinto Sagrado" y que a la audiencia se le ocurrio huir despavorida, en lugar de organizarse y decidirse por donde irse se dividieron y salieron por los cerros extraños jajaja y puede ser muy posible porque pues mucha gente si llego a los camiones y como demonios llego tan rapido? supongo que uno de los que si llego al camion fue quien corto la corriente de luz y por eso te perdiste, mi amigo jejejeje ahora otra cosa si si uno en tus comentarios tiene razon "me hubiera gustado que vivieras el Festival extremo para que veas lo que es fracaZZZo" pero pues si tambien esta canijo debio de haber una organizacion bastante ruda para llevar un evento como este estas de una u otra manera no deben de pasar... pues has el bullicio que puedas para que te escuchen y erm... lo del hotel es ciertoo? jajaja la verdad no lo dudo aunque el baterista si estaba jodido porque se comio unas quecas de flor de calabaza y le dio Diarrea pero pues va.

9:58 a.m.  
Anonymous Diana Eileen said...

Me parece muy bien que entablen alguna acción legal en contra de quienes llenaron sus cochinitos poniendo en peligro la seguridad de los asistentes. A la gente que piensa que la pesadilla que vivieron muchos fue cosa de nada pues felicidades ya se acostumbraron a vivir en la mediocridad de un país que permite que gente inepta y sin escrúpulos se aproveche de ustedes.

10:04 a.m.  
Blogger Soundweb said...

kiubole emmanuel un saludo yo no pude ir al festivak pero uno de nuestro scolboradores tuvo la suerte de ir a guadalajara y bueno lei tu reseña y muchos se quejan de lo mismo en nuestro blog publicamos tu reseña pusimos un link para q la lean desde 10:1 espero no te moleste pero crei lo mejor conveniente ademas lo que dices es lo q todo mundo se esta qejando la vdd no fui y no soy nadie para decir que tienes coraje o no la vdd tu pones lo q a ti te parecio y es una buena idea de todos modos aqui te dejo el link espero que nos visites somos de durango mexico cuidate un saludo.

11:31 a.m.  
Blogger Soundweb said...

www.soundweb.blogspot.com

11:32 a.m.  
Blogger César Alberto said...

Es verdad, sigur rós puso la magia y estoicismo; pero es hasta irresponsable perder de vista todo lo demás. Es verdad que en el primer mundo* alguien ya estaría enfrentando responsabilidades.

Ni la banda (Sigur), ni la Banda, se merece este tipo de cosas. Por qué, pro ejemplo, radiohead la piensa para regresar a México? proque auqnue ellos digan que no tienen nada contra nosotros, estuvieron a punto de morirse por acá, debido a irresponsabilidades y mala organización, eso no es cualquier cosa.

Me parece una buena reseña, y qué bueno que no por amar la música pierde el piso. El público general aprece vivir en el "pégame pero no me dejes".

7:51 p.m.  
Blogger Rik said...

Me encantó tu reseña. Por economía no pude asistir al concierto (radico en Veracruz) y aun así en verdad, al leer esto sentí una gran pena, porque cotidianamente leo que eso pasa en los conciertos en México, y siempre la impotencia es algo frustrante.
El que la banda tocara bien no hay duda (por algo los trajeron), pero aqui se habla de la organización y el cinismo.

12:14 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

una crónica bananera

10:30 p.m.  
Blogger Carlos Rivera said...

¿Y tu ya interpusiste tu demanda o estás nomás sugiriendo lo que otro debieran hacer?

3:54 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home