julio 20, 2007

ESENCIAL
Discazo, L- Kan







Discazo

L-Kan
2005, Molécula Records/Subterfuge Records
Género: indie, pop, electrónico




En una casualidad de la vida por fin encontré físicamente el Discazo de L-Kan, lo compré de inmediato, ya que tal vez no lo volvería a ver, llevaba más de un año tratando de conseguirlo/bajarlo/quemarlo/robarlo y así como así apareció frente a mi, tal vez preparándome para lo que venía en la tarde de jueves.

Y lo que pasó saliendo de esa tienda fue que entré al cine a ver la última película de David Lynch, la cual le gana a todas las demás en trama koo-koo confusa (además entré cuando ya había empezado, ¡ja!), así que con el cerebro hecho moño y mi cara de “¿huh?” al salir de la sala, me dispuse a darle play en mi arcáico discman al esperado Discazo… de repente dejé de sentirme la reina de las lerdas por no haberle entendido a la movie y reí bobamente al ritmo de L-Kan, reí por la simpleza listilla de las letras que son tan ingenuas que pasan a lo obvio, pero una obviedad de buena vibra que en vez de ponerte a pensar en la silvestre letra, mejor optas por cantar y bailar sin sentido. Vaya que me dieron ganar de hacer eso último, pero el exceso de gente en el transporte público me lo impidió, así que esperé a llegar a mi casa para bailar bobamente en la privacidad de mi minúsculo cuarto, y esto es justamente el propósito de la música de L-Kan: es para hacer coreografías privadas que sólo saldrán a la luz pública en una senda borrachera o para cantar frente al espejo después de bañarse –cepillo en mano y todo-, es para esos días en que pones música en la mañana mientras te vistes para ponerte de buenas, qué mejor manera de empezar el día que cantando “quiero hacer un viaje largo para escuchar contigo los CDs que he olvidado, cantar en el coche a pleno pulmón porque la música y yo tenemos razón… voy a hacer todo por placer”.

L-Kan son cuatro españoles (tres chicos y una chica) y éste es su tercer disco. Hacen música de tecladitos, cajas de ritmos y acordes básicos, electro tontipop del bueno, de ese que se mofa de manera ingenua sarcástica de todo, hasta de ellos, se saben orgullosos representantes del tontipop pero lo hacen de la manera correcta, como en la canción “Mi cociente es diferente”:
Voy a confesar mi problema:
soy superdotada pero me hago la mema,

Mi cociente es diferente, me hace muy difícil el estar con la gente.

(…)

Todo el mundo me odiaba,
Ya está aquí la listilla, la rara.

Cuando escuché ese track me sonó como a justificación para hacer tontipop, como un escape de todo con la finalidad de hacer música sea como sea, para pasarla bien, para disfrutar un estilo que tal vez sea efímero pero... ¡ah cómo se disfruta! No es ese pop tarado que realmente nos hace pensar en la cantidad de cromosomas que tienen los intérpretes o cuánto daño les ha hecho la droga (como todas las variaciones del Sonido Lasser… momento, ¿lo dije o lo pensé?) y terminan por dar pena ajena, no, es pop que maneja todo tipo de temas, aunque sean tristes o estúpidos, de manera alegre en extremo, una fiesta de beats cuya finalidad es hacer que se nos olviden todas las preocupaciones de la vida diaria. Alegría musical tipo Stereo Total en castellano que se autoburla de sus creadores y del género musical en “Quiero ser siniestra”:

Mi problema es la alegría, odio la felicidad
Quiero sentir apatía, ya no puedo reír más
Con esta cara de idiota estoy tan contenta

Todo me hace gracia, ya me da vergüenza .

Y no podía faltar la canción cursi nostálgica, esta vez llena de preocupación de joven adulto pre-compromiso matrimonial en “Novios”:

Ahora somos novios y todo va a cambiar
Ya todo lo de siempre se va a quedar atrás

Y todo lo que he ganado también me hace pensar

En todo lo que he perdido
lo que no haré ya nunca más
Llorando con mis amigas
los viajes para ligar (…)
Noches sin ir a la cama
dormida dentro de un bar
Todas las cosas que hacía
mientras tardabas en llegar.

Podría seguir echando porras de cada canción pero no lo haré, sólo diré que mis favoritas son “Todo por placer”, “Yo ya no” y “Aburrida de estar salida”, esta última me hace reír tanto que mejor les dejo el video para que sepan porqué:



Esta edición de distribución mexicana del Discazo de tan apropiado nombre incluye 14 temas (uno instrumental que lleva el nombre de “La pilingui, la perdida, su mujer y su amante”), dos temas extras, dos remixes y el feliz video de una sola toma de “Todo por placer” que ejemplifica la buena vibra de los L-Kan bailando y dando tumbos por alguna calle de España.

¡Suficiente! Mejor dejo de escribir para cantar con todo y acento español, whiskey en mano y frente al espejo como se debe en estos casos de fugaz felicidad solitaria que dura hasta que una se canse y pone de buenas para toda la semana.

1 Comments:

Blogger Towers, Gabriela said...

Ah, pero aparece como si tú lo hubieras escrito ¡ash! jajaja

4:39 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home