junio 24, 2007

EN BUSCA DEL SONIDO PERDIDO: Money for All, Nine Horses (David Sylvian)





Money For All
2007
Nine Horses
Pony Canyon



La década de los ochenta tuvo el privilegio de ver florecer a una de las bandas que ha escapado del éxito masivo: Japan. La fama que hoy tiene la ex-banda de Sylvian no es notoria. No pertenece al pop de consumo, pero, caray, su discografía esconde una fuerza primigenia que escasas bandas pueden presumir. La separación de Japan no fue el fin del genio de David Sylvian. Al contrario, cada nuevo disco de él es un manifiesto de ambición artística porque la belleza es posible...

David Sylvian y su hermano Steve Jansen tienen una historia musical abundante. Desde Japan hasta el hermoso concepto Rain Tree Crow (que sólo sacó un disco, pero un disco de verdad hermoso) la mano de Jansen se ha notado de modo ejemplar. Una obra esencial como el album Blemish (el disco más ambicioso de Sylvian hasta el momento) no se puede explicar sin el pulso de la ambientacion de Steve Jansen.

Money for All no es un disco nuevo. Sólo tres de las canciones que componen el cd lo son (Birds Sing For Their Lives salió solamente en la edición japonesa de Snow Borne Sorrow como bonus track, por ejemplo) ¿Qué es lo interesante aquí? El tratamiento infinito y delicado de las formas. Si el Bricolages (Ryuichi Sakamoto, 2006) fue sólo el pretexto para que un grupo de seguidores elegantes del maestro japonés le hiciera un homenaje a su inmenso Chasm, 2004 (de ahí hay que escuchar el remix que Taylor Deupree se avienta del World Citizen, la voz de Sylvian se vuelve un asidero cristalino, de verdad), ¿por qué el maestro Sylvian no puede bañarse una vez más con ciertas canciones de su penúltima obra, Snow Borne Sorrow bajo el nombre de Nine Horses? Antes que nada Sylvian, muestra una vez más que se encuentra a dos pasos adelante que todos. No hay que olvidar que desde el Blemish, David Sylvian se ha obsesionado con los mixes, es decir , con la reelaboracion delicada y fina de su obra. En ese sentido, Blemish tiene una contraparte vital en el disco del siguiente año: The Good Son donde el Blemish ha sido explorado en forma de abstract mininal que dota a la voz de Sylvian de una pausa extraña. Sylvian ha querido que pase lo mismo con ciertas canciones del bellisimo Snow Borne Sorrow. Los mixes ahora estan a cargo de Burnt Friedman que ha encontrado una veta casi jazzística que ilumina el tempo de las canciones originales. El opening track del Snow Borne Sorrow es la bella canción Wonderful World (escalofríante dueto con Stina Nordenstam) en Money For All, Friedman ha optado por escancir la voz de Sylvian en forma respetuosa con arreglos jazzisticos con un bajo de primigenia intimidad. Pero el remix de The Banality Of Evil es un hallazgo: la voz de Sylvian flota es los acordes pausados de una guitarra con todo el eco de Fripp y que gravita con una paciencia natural.

Superioridad sonora en estado puro: una lectura downtempo imposible de emular....


...para disfrutar, Money for All, una nueva canción de Nine Horses...(en tiempos de guerra, he aquí la canción más política de Sylvian)

Get this widget | Share | Track details

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

gracias por este post, evelio. me encantó "money for all", y tengo muchas ganas de escuchar "Wonderful World" ahora, la buscare...

un beso grande

atte: lucia

1:40 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home