julio 09, 2007

EN BUSCA DEL SONIDO PERDIDO:The Last Holy Writer de Blue Trembling Stars


The Last Holy Writer
Blue Trembling Stars
Elephant
2007


Puede haber dos formas de acercarse al pop de los ochenta. La más patética es tararear la tonada de Sussudio de Phil Collins, pensar que Duran Duran son perfectos y que Bruce Hornsby es un pianista consumado. Para fortuna nuestra hay otro camino. Una escuela de bandas ha logrado acumular la melancolía de los pequeños sonidos, de los breves coros de los ochenta (grupos como Prefab Sprout, Human League, Visage, Japan son las banderas de los sonido de ahora, si no me creen hay que echarle un ojo a la canción No Cars go de último disco de Arcade Fire para saber que es un plagio soberbio de la canción King of Rock and Roll de Prefab Sprout hasta con los mismos coros de Wendy Smith) Por eso se agradece el regreso del pop melódico, el de la esplendorosa melancolía. Bobby Wratten y Beth Arzy siguen sonando tristes en sus cantos al mar, en sus recuentos de los ocasos pasajeros que alimentan la tragedia de una foto borrosa, de cierto un color de cielo que nos aniquila: porque todos tenemos palabras que no se nos pueden pronunciar, nos dejó escrito Thomas Bernhard... Basta escuchar la canción dos (Idyllwyld) para saber que una simple estructura elemental (base de guitarrra shoegazing/verso/coro post Slowdive/ Mojave 3 en la voz de Beth Arzy) puede convertirse un espectro encantador. El nuevo disco de Blue Trembling Stars no es el descubrimiento del pop imaginativo para volverlo en mitología venerable. No. Cuando suena la canción tres (Sacred Music en la voz de Bobby Wratten) sabemos que la fuerza de gravedad es una coartada ensoñadora para permanecer guarnecidos en la vida (y siempre con esos coros discretos a la Prefab Sprout con teclados, que más que nada son fulgores electrónicos dosificados estéticamente con arreglos de cuerda relucientes). The coldest Sky tiene como subsuelo una guitarra deslumbrante a la Johnny Marr para dejar en caída libre la voz de Booby Wratten que canta de la misma manera contenida de siempre. Un disco de Blue Trembling Stars sacude por la furia de los tímidos detalles electro pop para contar las insaciables/envidiables historias del mismo color, del mismo dolor. ¿Pero qué importa? el recogimiento de ellos sigue siendo la calidez de la inteligencia en una melodía simple.

En su sitio bondadoso de myspace podrán escuchar una de las mejores canciones pop del año: Idyllwyld junto con November Starlings, This once was an island y The Tenth of Always...los mismos trucos musicales de siempre, la misma delicia.

3 Comments:

Blogger Ernesto said...

Creo que decir que "No Cars Go" es un "plagio glorioso" de "King of Rock and Roll" es ir un poquito demasiado lejos. Queda claro, sin embargo, que los líderes de ambas bandas usaban (el de AF todavía) el mismo corte de pelo (y hasta los mismos lentes oscuros a veces). Los coros de Prefab, tanto en King como en Cars and Girls, sí que deben haber influído en la troupée canadiense, pero aún así me parece que las rolas son lo suficientemente distintas en todos los aspectos como para que la de AF se salve de ser un "plagio", aunque sea "glorioso".

(Que el lector juzgue: No Cars Go Versus King of Rock and Roll)

Por supuesto, es innegable la influencia de las buenas bandas de los 80 en la música actual. No sabes cuántos remixes de Tainted Love he escuchado: debe ser la rola más remezclada de la historia. Y, por supuesto, cada nueva bandita que sale (The Horrors, por ejemplo), así como las playeras que los trendies portan por las calles de Londres ("Party like it's 1985") nos recuerdan que estos son los años del reciclaje.

4:22 a. m.  
Blogger Evelio said...

Tienes razón. El término "plagio glorioso" puede prestarse a interpretaciones negativas y esa no fue mi intención. Una banda como Arcade Fire es, antes que nada, un grupo de excelentes escuchas que conocen las bondades del pasado musical. Nunca quise decir que Prefab Sprout es mejor que Arcade Fire (ese juicio le pertenece a escuchas más serios), sólo intenté evocar un pasado que la mayoría de fans de Arcade Fire desconoce y que siempre es necesario valorar.

11:03 a. m.  
Blogger Ernesto said...

Y claro, yo tampoco quise decir que Arcade Fire fuera mejor o peor que Prefab Sprout. Ahora que yo ya soy de los que piensa que todo tiempo pasado fue mejor... (así de retró-grada me he vuelto, indeed).

Y siempre se agradece que evoques el pasado, porque es cierto, es urgente recordarlo en tiempos en que el Neon Bible es para muchos el primer disco de música "alternativa" que escuchan en su vida.

Te abrazo.

6:07 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home