octubre 11, 2006

DISCO NUEVO
Empire, Kasabian







Empire
Kasabian
2006, Columbia.
Género: britpop, indie rock




Y es que uno llega a Londres y lo que busca son las novedades. Esta ciudad que es pura cultura pop por todos lados, donde 8 de cada 10 hombres jóvenes y de edad media carga una reconocible mochila especial para discos de vinilo y donde cada semana se apilan los sencillos indie en siete pulgadas como si fueran sensacionales de traileros en el Eje Central está completamente salpicada por la iconografía y el sonido del nuevo disco de Kasabian, Empire.

Después del nada impresionante epónimo debut del 2004, esta banda originaria de Leicester (Midlands) intenta volver a hacerse notoria en el panorama del pop británico con una confusa secuela que sólo revela las carencias del primer disco. Tom Meighan, el vocalista, ha dicho que desde los cuatro años quiso ser cantante y que jamás pensó en ser otra cosa. Quizás la vieja sentencia sobre la infancia y el destino sea cierta en un sentido: quizás en la declaración de Meighan se encuentre la explicación a la falta de sustancia que se comprueba al escuchar sus dos producciones. Kasabian son la típica banda inglesa de esta década amorfa: rearticulan la nostalgia y mezclan las más grandes tradiciones de la música pop británica, el indie guitar rock por un lado y la música electrónica por el otro. Pero claro, ¿qué no había hecho esto ya Primal Scream? ¿Qué no había hecho algo a la inversa ya la dupla de los Chemical Brothers? ¿Qué no los Charlatans, los Manic Street Preachers y los Happy Mondays ya habían dado lecciones de cómo el rock puede hacer bailar?

De hecho, el primer disco de Kasabian se escucha como la grabación de una banda de covers, una vergonzosa -pero estilizada, eso sí- mezcla de Oasis y Primal Scream, con todo y voces Rottenescas. Para muestra un botón: Reason is Treason quisiera sonar a Iggy Pop, pero más bien suena a todas las banditas de la Generación R(eactor). En Empire, Kasabian pasa de un intento de glam rock (el sencillo Shoot the Runner) que busca estructurarse mediante hooks a la Jet o Hot Hot Heat, al plagio descarado de la banda de Bobby Gillespie y Jim Beattie con loops rowlandsescos en Sun/Rise/Light/Flies y las bigbeateras y electrobankeras Apnoea y Be My Side a la baladita insulsa wannabegalagheresca de British Legion y a la pretenciosa y sobreproducida épica de The Doberman. Total, Empire es un disco para la generación sin tradición, o que destruyó la tradición de tanto reciclaje y tanta nostalgia. Digámoslo de una vez: lo escuchas y hasta casi te gusta, porque, precisamente, es un disco que está hecho para que guste. Patético. A veces suenan tanto al primer Black Rebel Motorcycle Club que se me olvida qué fue primero, si ellos o el Jesus & Mary Chain.

Hay en la brillante producción la clara intención de hacer a Kasabian una banda "seria", digna heredera del punk, el glam, el electro, el big beat y el brit pop, pero la sensación que queda es más bien la de un vacío conceptual. La gente que cree que The Killers y The Rapture son originales encontrarán en este disco una buena excusa para sentirse cool. Hasta los mozalbetes clearasilescos de The Klaxons son más interesantes, me cae. Ahórrense su dinero, pero está bien escucharlos, al menos por cultura general. Cuando lo escuchaba pensaba: "seguro les ha de haber encantado a los de Reactor..." Yo, mejor, si es que no lo tienen, les diría que se compraran el Screamadelica, disquito de 1991, que por lo visto Albión todavía no puede superar.

4 Comments:

Blogger Arlac Black said...

Gracias por esta reseña!!!!!!!!!! por fin escucho a alguien decir que Kasabian es lo que es y no excusas sin sentido para intentar defenderlos, hace unos años alguien me convencio de escuchar el primer disco, y debo decir que no pase de Club Foot, y eso porque es la que alguna vez escuche en el radio (en Reactor justamente jajajajaja)desde entonces trato y trato de que quienes me los recomendaron comprendan que detras de ellos hay muchas cosas ya hechas y bien hechas, debo tristemente decir que he fracasado, pero ahora tengo un buen link a donde enviarles cuando comienzan a hablar de la nueva produccion de esta bandita.

7:17 p.m.  
Blogger [Insert Author's False Name] said...

Kasabian es una de tantas pruebas que esta década ha dado pocas bandas buenas, tal vez algunas importantes pero no, ninguna buena. El baterista de Delays dice que a la mayoría de las bandas inglesas que apenas van saliendo les vale un cacahuate la tradición. Creo que en realidad piensan que nadie se da cuenta de que sólo están haciendo un pastiche que ya perdió el sentido.

8:12 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

Ya sabemos que está todo inventado.Qué quieres que hagan?ELlos tienen sus influencias, y qué?Realmente tú piensas que hay algo que pueda sonar nuevo??puede sonar fresco, como mucho.
Para mí los kasabian tienen dos discos cojonudos.Si buscamos novedades,tal vez deberíamos, no sé, ensalzar al alguien que toque la guitarra con los pies! yo creo que han sabido reinterpretar cosas ya existentes,que no es poco.
un saludo.

5:53 a.m.  
Anonymous Christian Arestegui said...

No estoy de acuerdo, Kasabian me parece la mejor de banda actual.
Y sí, ya esta todo inventado.

11:16 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home