julio 27, 2006

EN BUSCA DEL SONIDO PERDIDO
The Kitchens of Distinction

El sonido de las bandas famosas de hoy ha sido nutrido por grupos ahora desconocidos, olvidados injustamente. The Kitchens of Distinction fue una banda de breve vida musical (sólo cuatro discos, Love is Hell, 1989, Strange Free World, 1990, The Death of Cool, 1992 y Cowboys and Aliens, 1994) pero congregó fieles devotos a ciertas armonías clásicas. Desde el primer disco se notaron las raíces musicales que nuncan abandonarían: el vértigo moderado de The Chameleons, el lirismo intenso de The Smiths y la parsimonia melódica de The Echo and The Bunnymen. Tal vez éste fue el mayor defecto que los sumió en el olvido a The Kitchens of Distinction: su sonido se parecía a todo y más de un periodista purista en el NME los acusó de carecer de una esencia propia (la voz de Patrick Fitzgerald le debe todo a Morrisey, sin duda) pero me parece que fue, es, una acusación falsa: pudieron haber sido todo menos eso. Es hasta su obra cumbre, The Death of Cool, donde esta banda de Escocia encontró su exaltada gloria: épicas del desencanto arrancadas con títulos hermosos (Mad As Snow y Can´t Trust The Waves, por ejemplo) siempre atados a una guitarra narcótica (cortesía de Julian Swales) y que son necesarios que salgan otra vez a la luz.




2 Comments:

Anonymous M. said...

Muy interesante esta sección en el blog, felicitaciones por ello. Yo también siento mucho apego por todos estos grupos de fines de los ochenta e inicios de los noventa, tal vez porque fue la época en que empecé a escuchar música.

Y de veras que Kitchens fue un grupazo, el primero que tal vez condensó mejor todas las influencias ochenteras con bastante personalidad diría yo, a despecho de los comentarios que le hicieron en su época (y a los que oportunamente haces alusión). Y es que escuchando cualquiera de sus discos, siento inmediatamente que todo el neo-ochenterismo-post-Interpol actual no existe. Y pensar que muchos de estos mamertos reciben una atención desmedida de la prensa. Ay, los revivals oportunistas. La vida es injusta, sin duda.

Saludos,

P.D. A riesgo de caer pesado, solo una pequeña corrección: KOD son de Londres, no de Escocia.

11:45 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

La primera vez que escuche esta banda (hace no mucho) pense que por su sonido se trataba de musica de los finales de los 90. Como me he considerado siempre un curioso de la musica y gracias al honorable youtube, me di cuenta que era de finales de los 80's y aprincipios de los 90's... que maravillosa banda, escuche hace poco unos mp3 del solista desde su pagina, pero creo que perdio todo el talento.

9:45 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home