marzo 18, 2008

DISCO NUEVO
Ghosts, Nine Inch Nails

NIN


A meses de haber terminado su contrato con Universal Music, Nine Inch Nails sorprende al mundo con el lanzamiento de Ghosts, su obra más ambiciosa hasta ahora. A través del sitio nin.com puede obtenerse este material en cinco versiones: desde una descarga digital completamente gratis hasta la edición de ultra lujo de 300 dolares que incluye dos discos, viniles, un DVD con todos los temas en multitrack, y un libro autografiado por Trent Reznor.

Un material tan atípico como Ghosts no habría cabido en la agenda de una disquera internacional, por lo que la libertad del internet le cae de perlas al sobrio y renovado líder de la banda industrial.

Los temas instrumentales han sido una constante en la carrera de NIN. Desde Fixed (1992) podemos encontrarlas, madurando en los estupendos interludios de The Fragile (1999) y el disco perdido, Still (2002). Estas piezas también han tenido un lugar especial en los soundtracks en los que ha colaborado Reznor.

Ghosts es una obra abrumadora. De 36 cortes divididos en 4 secciones, su estructura recuerda a los trabajos seriados de Aphex Twin o a los movimientos de una obra clásica. Ninguno de los tracks tiene nombre como tal, sólo están numerados, lo cual debe permitir ordenar los archivos digitales fácilmente. Cada pista viene acompañada de una fotografía, primera pista para definir al trabajo de Ghosts como Paisajismo.

Puesto que esta obra rescinde de las palabras, la música es el único pincel para pintar los distintos cuadros mentales. Sin el peso de sus obsesiones, Reznor parece jugar a gusto, pasando por los momentos de piano más dulces (en varias ocasiones ha citado a Debussy, Mahler y Satie como grandes influencias), el minimalismo de Nyman y Glass, la musicalización dramática de Angelo Badalamenti, el ruidismo de Mogwai, Godspeed You Black Emperor! o Sunn O))), todo a través del típico mundo nainincheliano: guitarras distorsionadas, loops industriales, sonidos que sólo un genio desquiciado puede crear encerrado 10 semanas en su propio estudio.

A través de este tiempo, Reznor e invitados, –Adrian Belew, Alessandro Cortini y Brian Viglione (Dresden Dolls)– se dedicaron a madrear todo tipo de instrumentos para crear atmósferas sin ninguna pretensión mas que hacer música interesante. Y lo lograron.

Ghosts es una obra que se resiste a ser catalogada. ¿Es una sinfonía posmoderna, un disco de rock conceptual, un simple experimento? No lo sé, pero puedo describirla como una colección musical alejada del pop y sus reglas. Debe ser analizada con otros oídos, aplaudida por su nobleza y seguida de cerca (ya hay un proyecto de colaboración andando para crear los videos que acompañen a cada pista, chéquenlo).

No debe buscarse en este disco el ‘sencillo’ o el coro pegajoso. Las satisfacciones que lleva dentro sólo serán descubiertas por el escucha paciente que esté en la búsqueda de ser sorprendido y retado por un artista pleno.

NIN

1 Comments:

Blogger juancarlos said...

Hey! Que gusto encontrar sitios de esta calidad y con colaboradores que se nota conocen de lo que hablan... ya los tengo agregados en mi RSS. Muchas felicidades!

Los invito a checar mi blog: http://riffofigura.blogspot.com

Hasta pronto!

6:43 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home